SECCIONES

jueves, 21 de mayo de 2015

Himno omnipartidista

Somos los mejores
Volvía el lunes por la mañana de dar un paseo suave —y, ya de paso, comprar el pan—, cuando, de repente, se me ocurrió: “¡Oye! ¿y si compongo un himno omnipartidista, uno que sirva para todos los grupos, para cualquier partido político?” Y así nació Somos los mejores, que aspira a reflejar el espíritu, sea el que sea, de todo partido.
Pensado y, sobre la marcha, grabado de viva voz en el teléfono, al tiempo que me digo: “cuando llegue a casa, lo escribiré y le daré forma”. Y eso mismico hice después. Y no crean que me mueven los posibles beneficios económicos que me pueda reportar una idea tan brillante (perdón), no, pues pienso renunciar a los derechos de autor en favor de la utilidad multipartidista del himno; mi interés es como el que anunciaban de las entidades financieras, ¿recuerdan?: “nunca hubo un interés más desinteresado”.
He contratado, pagando de mi bolsillo, un tenor de categoría —no sé muy bien de qué categoría— para que cante la melodía y, así, puedan escucharla quienes no lean música —pocos, lo sé—; aunque la voz se parezca a la mía —lo digo por quienes me conocen personalmente—, no lo es, se trata de un profesional anónimo. Escuchen:
video
Esta melodía se puede acompañar con una segunda voz, una base armónica, sencillita, para todos los públicos, muy fácil: solo tónica y dominante.
Aquí tienen, por la misma razón de antes —los iletrados solfísticos—, la grabación de este “sostén armónico”, a cargo del mismo profesional que ha cantado la primera voz.
video
El himno, además de pluripartidista (vean que ya he utilizado omnipartidista, multipartidista y pluripartidista) aspira a ser también pluri-multi-omniterritorial, pues la palabra pueblo (people) sirve tanto para una pequeña localidad (el pueblo de Santogudo), como para una comunidad autónoma (el pueblo de Murcia) e, igualmente, para un país (el pueblo español), para un continente...
Tanto en la primera voz como en la segunda, ese “somos” al comienzo de la letra —según el partido político que utilice el himno, así como el perfil de sus votantes— se puede cambiar por un “semos”, que también queda muy bien. Y, según la moral del equipo de campaña electoral, igualmente se puede cambiar “vamos a ganar” por “vamos a arrasar” (acuérdense de la sinalefa “a-arrasar”, que sonaría “vamos arrasar”. Así, combinando estas opciones, las posibilidades de variación aumentan, incluso se pueden cambiar en distintas repeticiones que utilicen una vez unos términos y otra vez, otros. También resulta aconsejable colocar, mientras cantamos —a una o a dos voces— la mano en el pecho, como muestra del profundo sentir —desde el corazón— de nuestro amor por el partido, el que sea.
Abonico, haciendo un esfuerzo pecuniario considerable, ha contactado con un segundo tenor —igualmente, por modestia, anónimo— para ofrecerles también la interpretación del himno pluri-multi-omnipartidista y pluri-multi-omniterritorial a dos voces; aquí está:
video
Nota para malpensados sabiondos: Para las distintas grabaciones, los profesionales contratados han recibido órdenes de hacer una versión realista, aproximada a cómo va a sonar cuando la cante el “pueblo”.
Ya solo falta que quienes quieran, estimados aboniqueros, interpreten el himno. Si se trata de una sola persona, que cante la primera voz, pero, juntándose un mínimo de dos, pueden simultanear las dos. ¡Ah! y recuerden: importante lo de la mano en el corazón mientras interpretan Somos los mejores.


2 comentarios:

  1. He reconocido al tenor, Giuseppe Maduri, y al tenor acompañante su hijo Antonio Verdi.Para
    el 25 me gustaría escucharos en la no menos importate composición :´´ Hemos ganao la copa de Bilbao...´´
    Un saludo,Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, a veces los timbres de las voces se parecen mucho y nos hacen tomar una por otra, incluso poseyendo un buen oído, como el tuyo. No son Giuseppe Maduri y Antonio Verdi —que, por cierto, no conozco— los cantantes de “Un himno omnipartidista”; ya digo en “Abonico” que he contratado el buen hacer de dos tenores profesionales; además, no iba a irme a Italia (deduzco por sus nombres que los que tú dices son italianos) a buscar cantantes, con los que hay en nuestro país.

      Tengo que pensar lo de componer “Hemos ganao…”, ya veremos: es la inspiración quien tiene la palabra.

      Un saludo.

      Eliminar