SECCIONES

viernes, 2 de enero de 2015

Tieso el falluto (1)

Basta mirar, con cierto criterio, a nuestro alrededor más cercano y, lentamente, ampliar el foco de atención, para darnos cuenta, a poco que le demos a la mollera, de cómo está el mundo: a nivel local, regional, nacional e internacional. Es entonces cuando nos preguntamos: ¿qué pasa? ¿qué es lo que no funciona para que esto vaya así? ¿qué ha fallado desde el principio para que siempre haya ido así?

El horror ha sido siempre endémico, consustancial a las circunstancias históricas, a las realidades políticas y sociales. (George Steiner (2009): Errata. El examen de una vida, Siruela, pág. 133).

Veamos una explicación convincente en boca —pluma— de Bertrand Russell:

“El problema de la humanidad es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas”
¡Qué bien lo dice!, ¿no? Y… ¡qué bien quedamos citando a Bertrand Russell!
Pues…, miren por dónde, una copla tradicional de la huerta de Murcia viene a decir lo mismo y de una forma más artística y graciosa; véanlo:

Espiga que tié grano
dobla hacia tierra,
y la que está falluta
s’empina tiesa:
Ese es er mundo,
humirde aquel que vale,
tieso el falluto.
Pedro Días Cassou,
Tradiciones y costumbres de Murcia,
Academia Alfonso X El Sabio, pág. 150.
   
En pocas palabras, el problema del mundo, según el saber huertano:
El que vale, humilde; 
el falluto (el que no vale), tieso.
Ginés Abellán Alcaraz, nuestro querido compositor santomerano, musicalizó —ahora en marzo hará treinta años— el texto de esta copla huertana, junto con el de alguna otra, con el nombre de Espiga que tié grano, para su interpretación coral (concretamente, para que la cantáramos los del Coro de la Asociación Músico-Cultural Euterpe); y ahora, además, Ginés me ha proporcionado una grabación de una de nuestras “celebradísimas” interpretaciones, grabación de la que yo he cortado y extraído los dos trozos que corresponden a la letra de la copla que tratamos en esta entrada; después los he empalmado (con perdón) y aquí los ofrezco para que los visitantes de Abonico se hagan una idea. La calidad de la grabación no es buena, pero… a falta de pan…
Intérpretes: Coro de la Asociación Músico-Cultural Euterpe, de Santomera, bajo la dirección de María Isabel Torregrosa.
Nota: Los niños que en los alrededores chillan y dan por saco no pertenecen al coro, son fruto espontáneo de la educación y cultura de nuestra sociedad.
video


2 comentarios:

  1. Un documento audiovisual extraordinario, Pepe. Por supuesto que, además, posee la sabiduría de Russell trasladada a un huertano limpio y crítico, como siempre ha sido. Es tan cierto este pensamiento y tan aplicable a nuestro entorno que produce una tiritona pensar que se seleccionan las espigas fallutas por quienes están plenas de grano.

    Un abrazo, Pepe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído recientemente, Antonio, que algo parecido a lo de B. Russell ya había dicho antes Voltaire.

      Un abrazo.

      Eliminar