SECCIONES

viernes, 6 de febrero de 2015

El País sin Erlich

Desde hace tiempo, años, ojeo la prensa en el ordenador (ya no puedo escribir "hojeo"). Y desde que estoy jubilado, por la mañana, después de desayunar, conecto la tableta, leo periódicos y revistas y entro en otros sitios webs —sobre todo, blogs— que he ido pacientemente seleccionando con el tiempo. Suelo echar un vistazo a varios periódicos, casi siempre en el mismo orden en que los he ido conociendo. Normalmente el primero que miro es El País, al que estuve suscrito y fue mi periódico favorito hasta no hace mucho. Echo un vistazo a los titulares, olisqueo un poco y, tras ellos, pincho en la pestaña de Opinión.

En Opinión suelo leer primero la columna del día (lunes, Almudena Grandes; martes, Rosa Montero, miércoles, Leila Guerriero… hasta Vicent, el domingo); después, algún otro artículo, e inmediatamente después (algunas veces no puedo esperar y es lo primero que miro) los chistes, el humor gráfico; además, en este orden: El Roto, Forges y Erlich. Algunas veces me han interesado también los de Ramón y Peridis, pero viñetistas fijos, los tres anteriores.
Desde que ha comenzado el año, Erlich no está en El País (tampoco Ramón); lo del primero ya me lo temía, pues el día de Nochevieja me encontré una nota en su último chiste del año que me hizo pensar que a partir de entonces lo tendría que buscar en otro sitio (http://bernardoerlich.com/). ¡Menos mal!, pensé, lo puedo seguir disfrutando.
 Bernardo Erlich
Tengo que decir que, con el tiempo, he ido viendo, con pesar, desaparecer importantes firmas que trabajaban o colaboraban en el periódico que tanto ha significado para este país y, desde luego, para mí. Últimamente el giro que ha tomado el diario no me gusta y voy directo, solo, a los nombres que todavía me ofrecen confianza.
Erlich y los lunes he llamado al montaje preparado para que los visitantes de Abonico se hagan una idea, si es que no lo conocen ya, de la categoría del humor de Erlich. ¿Por qué Erlich y los lunes?; porque me gusta el tema y porque han sido bastantes las viñetas que a él ha dedicado el argentino en los años en que ha publicado en El País. Podría haber sido Erlich y el matrimonio, o Erlich y la crisis, o… una mezcla de distintos temas.
Para acompañar las viñetas de este magnífico humorista sobre un tema tan delicado, el de ir a trabajar los lunes, he elegido una música acorde: un fragmento del Miserere de Gregorio Allegri (obra famosa sobre todo por una proeza que, tras escucharla, realizó Mozart siendo todavía un chaval, y que otro día contaremos). Es conocido también como Miserre mei, Deus, sus tres primeras palabras.
 
Gregorio Allegri
La palabra miserere, del latín miserēre, significa apiádate, y las tres primeras de la obra, Miserre mei, Deus, ten piedad de mí, Señor —o Ten compasión de mí, oh Dios, un significado muy cercano, creo, a las viñetas de Erlich y los lunes.
Vean:

video




5 comentarios:

  1. "Ganarás el pan con el sudor...que empieza el lunes". Lo define magistralmente este viñetista, Erlich, sometido como todos los trabajadores al poderoso caballero es don dinero... Cierto que una sonrisa la mañana del lunes es imprescindible para retomar el artilugio que define cada trabajo, abandonado durante el finde, como en poco tiempo admitirá la RAE porque es un "vocablo de jóvenes". Pepe, creo que casi leemos lo mismo de este gran periódico que ha escorado, por una gran vía de agua, "de estribor". La machacona reiteración de noticias oportunistas es un martirio. Actualmente, estilos más vivos y de composiciones más atractivas, donde van recalando artistas que son "molestos", han adelgazado el periódico de tamaño en su publicación de papel y han desaparecido los sueños impulsivos, mezclados con noticias, que cambiaron el estilo periodístico. Su edición on line precisa de suscripción para poder alcanzar en su totalidad las páginas que lo diferencian de aquellos que creen que periódico y política son consustanciales. Excelente música Maestro y perfecta conjunción.

    Un abrazo, Pepe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, da rabia, Antonio, que siga tan vigente en los tiempos que corren el enorme poder del dinero. Y que el periódico del que hablamos se “escore”, como bien dices, a “estribor” y merme su tradicional excelente plantilla en el sentido que lo hace es una verdadera pena.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me gusta el humor de Erlich, hay mucho de Mingote en su humor .Un saludo,Antonio.

    ResponderEliminar