SECCIONES

sábado, 8 de marzo de 2014

En mayo, concierto

Si no lo digo, reviento. Y a quien le moleste, pues... eso, que... ya me entienden.

La verdad es que no quería sacar a relucir esto aquí, para no despertar envidias, que son muy malas; pero, lo cierto es que llevo tiempo con ganas de decirlo. Resulta que tengo, gracias a mi amigo Mariano Durán, desde hace más de un mes, las entradas para un concierto de Il Giardino Armonico, uno de mis grupos favoritos entre los ya veteranos en la interpretación de la música barroca. Ya los escuché hace bastantes años en el mismo lugar al que vienen en esta ocasión. Además, este grupo tiene para mí un valor añadido, porque su director, Giovanni Antonini, es un excelente flautista.
Por si alguien está interesado y quiere sumarse, esto es lo que pone en las entradas:

AUDITORIO Y CENTRO DE CONGRESOS VÍCTOR VILLEGAS
Il Giardino Armónico
Lunes, 12 de mayo de 2014, 20 h.
Sala Narciso Yepes

¡Bueno!, todo esto es una excusa para poner en ABONICO una audición —cortita, para no cansar; y relajante, para ayudar en el fin de semana— de Il Giardino Armonico interpretando un movimiento lento de un concierto de Vivaldi. Y como yo arrimo el ascua a mi sardina, les recuerdo que el flautista es Antonini, el  director del grupo. Pongo aquí la referencia de esta obra para que los interesados puedan tomar nota.
Vivaldi, Concerto in sol min. RV105, II. Largo

¡Cómo me gusta el acompañamiento de fagot para la flauta de pico!; ¡qué maridaje hacen!, como dicen los cocineros. A mis lectores no acostumbrados a la escucha polifónica —¿los hay?— les recomiendo que traten de prestar atención a los dos instrumentos a la vez; si cuesta, vamos alternando la fijación entre ambos.
Nota:
Aunque he adornado la audición con unas fotos del grupo, no se me distraigan; prefiero que cierren los ojos y escuchen.
Y aquí está la audición:
video

Espero que disfruten.

 
 

2 comentarios:

  1. Querido Pepe. Este año, uno más de vacas flacas, la programación del Auditorio de Murcia es bastante floja. Supongo que las razones no serán solo económicas pero, la calidad de algunos de los conciertos no está siendo acorde con lo esperado ni con lo que se paga por ellos.
    Creo, sin embargo, que el plato fuerte de la programación es el concierto que vas a tener la suerte de presenciar.
    No llamará la atención de los tuberculosos, o de los envueltos en abrigos de pieles, dado que la interpretación con criterios "historicistas" no goza de gran cartel por estos lares. Sí habrá un buen número (espero) de estudiantes y profesionales de la música que gozarán de una velada extraordinaria. Música cuidada hasta el más mínimo detalle por excelentes músicos y un director descomunal, Antonini.
    Y es que, sin extenderme mucho y quitar protagonismo a tu entrada, nos estamos acostumbrando con demasiada facilidad a conciertos e intérpretes de menos nivel del que se les atribuye.
    Como te decía, algunos de los conciertos del ciclo sinfónico han dejado bastante que desear. El otro día estuve presente en uno de ellos. La sensación general entre los profesionales era de haber hecho un buen concierto. Sin embargo, la orquesta rara vez toco junta, por no hablar de los problemas de conjunción con el solista. Eso sí, llegaron a la orilla tras 70 minutos de nadar contracorriente.
    Luego, cuando tenemos la ocasión de escuchar a un director o solista donde todo está correcto, terminamos por encumbrar al artista de moda cuando solo ha hecho una "ejecución" limpia de la obra.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Pedro:
    Ya que salgo poco, me alegro de haber elegido bien, aunque el mérito lo tiene nuestro común amigo Mariano.
    Tienes toda la razón: a esas tribus que nombras les gusta más la interpretación romántica, el canto con mucho vibrato (caprino), las orquestas bien grandes…
    Lo de la orquesta que no toca junta, me trae a la mente una película de Cantinflas, en la que, cuando va a dar serenata con sus cuates, les dice, justo antes de empezar, algo así: entremos todos juntos y después que cada uno salga como pueda.
    Un abrazo, Pedro.

    ResponderEliminar